Cómo Limpiar Molde de Silicona Pegajoso

limpiar molde para horno

Los utensilios de silicona para cocina han revolucionado la elaboración de pasteles y bizcochos en casa, pero ¿has notado que cada vez que los usas parecen funcionar peor?

Probablemente sea porque no eliminas la película pegajosa y grasienta que recubre el molde después de cada uso. Esta película hace que la superficie antiadherente sea casi imposible de utilizar.


CÓMO LAVAR MOLDES DE SILICONA PEGAJOSOS


Has horneado un delicioso bizcocho en tu molde de silicona, has colocado el pastel en la rejilla de enfriamiento y has lavado el molde, pero aún no lo notas limpio. ¿Por qué?

La silicona está diseñada para ser antiadherente, lo que la convierte en una excelente opción para hornear pasteles o magdalenas, pero son estas propiedades antiadherentes las que hacen que la limpieza de la silicona sea un poco complicada.

Los utensilios para hornear son antiadherentes porque no absorben el aceite o la grasa, sino que lo dejan en la superficie, lo que ayuda a que los alimentos se levanten del molde con la suavidad de la grasa. Los aceites se adhieren a la silicona, lo que significa que, incluso después del lavado, puede quedar una pequeña cantidad de grasa, lo que da una sensación pegajosa, casi de mal gusto.


Limpiar moldes de silicona pegajosos


Si vas a utilizar moldes de silicona para hornear, es importante que sepas cómo limpiarlos.

No es difícil ni requiere mucho tiempo eliminar el residuo pegajoso, pero sí requiere un poco más de trabajo que simplemente lavarlo con agua tibia.

Sigue estos sencillos pasos y verás qué fácil es:


Paso 1: Agua caliente y jabón

Lava los utensilios de silicona para hornear en agua caliente con jabón o detergente de buena calidad pensado para eliminar la grasa.

No se necesita ninguna técnica especial en este caso, sólo hay que lavar los utensilios de cocina como cualquier otro plato sucio. Esto eliminará la mayor parte de la grasa del molde, pero seguramente quedará algo, ya que se adhiere mucho a la silicona.

No seques el molde. Déjalo ligeramente húmedo de momento.


Paso 2: Bicarbonato de sodio

Busca alrededor del molde con los dedos las zonas que siguen quedando grasientas, y aplica bicarbonato de sodio en cada zona grasienta.

No te cortes con el bicarbonato de sodio: necesita una capa bastante gruesa.


Paso 3: Distribuye el bicarbonato por la grasa


Utiliza un trapo suave para frotar suavemente el bicarbonato y mézclalo con el agua que aún queda en el molde para formar una pasta espesa. Esparce esta pasta por las zonas grasientas de la silicona.

No caigas en la tentación de utilizar un cepillo de dientes viejo o cualquier otra cosa que pueda rayar la silicona, ya que esto eliminará el revestimiento antiadherente. Aunque el bicarbonato de sodio es técnicamente un abrasivo, es lo suficientemente suave como para no dañar el molde.


Paso 4: Déjalo secar


Ahora es el momento de darse un pequeño respiro. Deja que el bicarbonato de sodio se seque completamente en el molde; esto puede llevar unas horas, dependiendo del grosor de la capa que hayas puesto.

Siéntate con una taza de café y un trozo del delicioso bizcocho que acabas de preparar.


Paso 5: Lavado normal


Llena el fregadero con agua caliente y líquido lavavajillas una vez más, y lava los utensilios de repostería una última vez para asegurarte de que se eliminan todos los residuos secos.

Seca el molde y busca cualquier residuo de grasa; deberían hacer desaparecido.



Tip para reducir la pegajosidad de los moldes de silicona:

  • La silicona no necesita aceite adicional. De hecho, es añadir aceite extra lo que hace que la silicona sea un poco molesta de limpiar.

Por desgracia, no resuelve todos los problemas de la cocción con silicona sin aceite. Los pasteles y las magdalenas suelen estar rellenos de aceite vegetal o mantequilla, y a medida que el pastel se hornea, estas grasas se derriten y empiezan a gotear de la masa del pastel y al molde.

En realidad, esto es algo bueno, ya que ayuda a sacar el pastel del molde con bastante facilidad, pero significa que seguirá quedando una película fina y pegajosa (aunque debería ser mucho más fina y mucho más fácil de quitar que si se añade más aceite).