Cómo limpiar la lavadora: por fuera, por dentro y la goma.

Hasta hace no mucho tiempo, yo estaba convencida de que no era necesario lavar la lavadora. Total, se lava a sí misma cada vez que lavas ropa, ¿no?

Pues no es correcto. Si lo piensas bien, tu lavadora es constantemente bombardeada con trozos de comida, fibras y otros materiales orgánicos que pueden quedar atrapados en los rincones y agujeros. 

Además, el ambiente húmedo y cálido dentro de ella es un caldo de cultivo perfecto para el moho y los hongos, especialmente en las áreas difíciles de alcanzar, que puede que nunca se sequen por completo. Además, se pueden acumular detergentes y agua calcificada, lo que puede obstruir la lavadora. 

Para saber cuál es la mejor manera de limpiar una lavadora, consulté a mi amiga Estefanía, una diosa en ésto de lavar ropa.


Cómo limpiar la lavadora con vinagre

Para empezar, éstos son los materiales que vas a necesitar:

  • vinagre blanco
  • bicarbonato de sodio
  • agua oxigenada
  • trapo

Paso 1:

Comienza limpiando la parte frontal del tambor con un trapo mojado en un poco de vinagre. Asegúrate de no usar nada abrasivo en el vidrio o el esmalte, ya que puede rayar. También puedes remojar las partes extraíbles en una solución de 2 a 1 agua en vinagre.

Paso 2

Una vez que las partes externas estén limpias, vamos a por el interior. Dependiendo del tamaño de tu modelo, llena el dosificador de detergente líquido con 1 o 2 cazos de vinagre. El ácido del vinagre ayudará a descomponer el agua calcificada y los residuos de jabón y desinfectará la máquina.

Paso 3

Pon la lavadora en el ciclo de desinfección o, en su defecto, en el más caliente, y enciéndela sin ropa dentro.

Paso 4:

También puedes aplicar un lavado extra para combatir el olor y la espuma de jabón. Agrega 1/3 cazo de bicarbonato de sodio al tambor y enciende la lavadora en caliente nuevamente. Es importante no mezclar el bicarbonato de sodio y el vinagre en el mismo ciclo, ya que se neutralizarán entre sí. No dañará la máquina, pero perderá los efectos beneficiosos de cada uno.


Cómo limpiar la goma de la lavadora

El primer consejo que te daría es que, cuando no estés usando la lavadora, dejes la escotilla abierta. Esto ya evitará que se formen manchas y se acumule humedad en la goma.

Manchas exteriores: Si ya se han formado manchas en la parte exterior de la goma, es tan sencillo como echar agua oxigenada abundante sobre ellas y dejar que actúe.

En el interior de la goma: Si hay moho en los pliegues del interior de la goma, lo que tienes que hacer es introducir trozos de algodón y empaparlos de agua oxigenada. De esta forma te asegurarás de que la limpieza llega a los rincones más escondidos.

Cuando hayan pasado unos minutos, elimina los algodones y retira con trapo los restos de agua oxigenada. Para asegurarte de que queda totalmente limpia, puedes hacer un lavado corto sin ropa.


Otros consejos para mantener tu lavadora limpia

  • Cuando la lavadora no esté funcionando, deja siempre la escotilla abierta para asegurarte de que el interior se seque completamente.
  • Nunca dejes ropa húmeda en la lavadora; sácala inmediatamente.
  • Manten las superficies superiores libres de pelusas y detergente.
  • Retire la pelusa de la rejilla de la secadora después de cada uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *