Cómo Limpiar los Azulejos del Baño Con Coca Cola

limpiar los azulejos del baño para que queden brillantes

La Coca Cola es una sustancia cáustica que, aunque no disuelve los dientes como cuenta la leyenda urbana, sigue siendo una sustancia que se puede usar en la limpieza de casa.

La masilla, el material utilizado entre los azulejos, se vuelve oscuro y se mancha por el uso habitual, y con el tiempo, la suciedad puede acumularse hasta el punto en que es difícil eliminarla.

Utiliza Coca Cola para eliminar la suciedad de los azulejos como te contamos en este post.


CÓMO LIMPIAR LOS AZULEJOS DEL BAÑO


Paso 1:

Humedece un trapo con Coca Cola. No importa si la Coca Cola es normal o zero, o si es de botella o de lata.


Paso 2:

Humedece la superficie del azulejo incidiendo en las juntas


Paso 3:

Deja que la Coca cola actúe durante unos minutos y luego límpiala. La naturaleza ácida de la coca cola acabará con la suciedad.


Paso 4:

Limpia la Coca-Cola con un paño limpio.


Paso 5:

Revisa los azulejos. Si las juntas no quedan limpias, repite los pasos 2 a 4.


Paso 6:

Limpia la zona con agua y jabón. La Coca Cola contiene azúcar y puede dejar un residuo pegajoso si no se limpia adecuadamente.

Si no queda un buen resultado, prueba estos otros métodos.


Cómo Limpiar los Azulejos del Baño con Limón

El limón es un excelente producto de limpieza de baldosas gracias a sus propiedades ácidas naturales. Llene una botella de spray con jugo de limón y rocíe sobre los azulejos antes de limpiar con un paño húmedo o una esponja.

También puede empapar un paño directamente en jugo de limón antes de limpiar las baldosas y luego enjuagar con agua tibia.


Cómo Limpiar los Azulejos del Baño con Vinagre

Mezcla aproximadamente 1/2 taza de vinagre blanco con un litro de agua tibia y llena una botella con spray. Rocía sobre los azulejos y limpia con un paño húmedo. 

Alternativamente, empapa un paño suave como un paño de microfibra en la mezcla, limpia las baldosas y luego enjuaga con agua tibia. 

El vinagre blanco es un gran desinfectante natural que funciona de manera brillante como limpiador de baldosas, solo recuerda no usarlo en baldosas de piedra natural como el mármol, el granito y el travertino.


Cómo Limpiar los Azulejos del Baño con Bicarbonato

Para lavar los azulejos con bicarbonato de sodio, si no tienes otro remedio, haza una pasta de 2-3 tazas de bicarbonato de sodio y un poco de agua, o espolvorea directamente sobre las baldosas.

Frótalo con un cepillo de dientes viejo o una esponja para ayudar a eliminar las manchas difíciles.

Luego, limpia las baldosas con un paño empapado en zumode limón antes de enjuagar con agua tibia.

El bicarbonato de sodio es un limpiador de azulejos eficaz, especialmente para las manchas rebeldes y las juntas de los azulejos. Posiblemente sea el método más efectivo.

Cómo Limpiar los Azulejos de la Ducha

  1. Abre el grifo de la ducha de agua caliente con la puerta y las ventanas cerradas durante unos minutos antes de empezar a limpiar. 
  2. Empieza con las juntas.
  3. Luego utiliza una mezcla de bicarbonato de sodio, vinagre o limón con agua para rociar sobre las baldosas.
  4. Trabaja con movimientos circulares para eliminar las manchas difíciles.
  5. Enjuaga bien y usa una escobilla de goma para eliminar las rayas.

Limpiar las baldosas de la ducha puede ser particularmente complicado de limpiar, sobre todo porque es donde se junta la mayor acumulación de suciedad.

Limpiar las paredes después de la ducha con un paño limpio y seco puede ayudar a limitar la suciedad y el moho que provoca el agua. 

Presta especial atención a las esquinas, así como a la parte inferior de la pared, para evitar la acumulación de agua. 


¿QUÉ TIPO DE AZULEJO DE BAÑO ESTÁS LIMPIANDO?

Antes de limpiar las baldosas, es importante verificar qué tipo de baldosa estás limpiando para asegurarte de que no causará ningún daño.

Las baldosas de cerámica y porcelana son fáciles de limpiar con la mayoría de los productos de limpieza. El mármol, sin embargo, puede dañarse con ácidos como el limón y el vinagre, así como con los paños de limpieza abrasivos, por lo que debes tener cuidado con el tipo de limpiador que utilizas.